• All hotels

  • TAO Caleta Mar

  • TAO Caleta Playa

  • TAO Morro Jable

  • TAO Mazo

  • TAO Cotillo

  • TAO Sergio

  • TAO Laia

Adultos

2

Ninos

2

Bebes

2
Close
Book Now Close

SOY FUERTEVENTURA

LA ISLA DE LA TRANQUILIDAD

Una isla para conquistar tus sentidos. Una isla por descubrir

Fuerteventura es declarada Reserva de la Biosfera en 2009 por UNESCO en tierra, mar y cielo como Reserva Starlight. Esto es debido a la fragilidad de su paisaje volcánico ,el más antiguo del archipiélago, a la virginidad de sus playas, a las tradiciones y sus gentes ,a la peculiaridad de su flora y fauna, desiertos además de sus cielos estrellados cada noche.

“Detente cuando en mi silencio escuches la brisa de los alisios que da sentido a mi nombre………
....cierra los ojos, siente el sol en tu rostro.
Soy Fuerteventura”

Tu mirada no se puede perder…

El viaje en barco a isla de Lobos en el norte, la salvaje playa de Cofete en el sur al abrigo de las cumbres de Jandía, las rarezas geológicas de la presa de las Peñitas en el interior, la geología de las cuevas de Ajuy en el oeste, una zona anterior a la formación de las islas Canarias, la silueta piramidal de la montaña sagrada de Tindaya, el atardecer anaranjado del pueblo marinero del Cotillo, la inmensidad de las dunas de Corralejo en el este…

Sabores que te deleitarán…

Como el internacionalmente premiado queso majorero, denominación de origen local en sus variedades fresco y pimentón, el gofio, cereal que sustentó a esta isla en épocas no tan lejanas llamada por ello el granero de Canarias, el pescado fresco de las cofradías existentes hoy en la isla o el tomate majorero de pequeño tamaño y enorme frescor…

Olores que se retendrán en tu memoria...

Como el olor fresco de la brisa del mar, la actividad de los pescadores en los muelles, los caldos y guisos de las cocinas, el pan tradicional de Tiscamanita , el vino o licores de la isla, las mermeladas de cactus….

Acariciar…

Las rugosas piedras volcánicas en sus senderos, los lomos del protegido burro majorero, la robusta madera y fría piedra de sus construcciones tradicionales, ermitas o la casa de los Coroneles, la variedad de semillas locales del museo de la Cilla, la savia curativa de la planta de Aloe Vera, la arena caliente que relaja tu cuerpo…

Detente si escuchas…

La percusión de los ritmos de sus fiestas y romerías con guitarras, timples y voces de cantos de otras épocas, la música en los Carnavales de toda la isla, los sonidos de delfines en el mar o de águilas, guirres, alcaudones sobre tu cabeza.Detente si escuchas alguna historia o leyenda de ancianos en sus pueblos o en sus muelles y experimenta como se para el tiempo.

Consiga ofertas exclusivasantes que nadie